lunes, 28 de diciembre de 2009

Común denominador.


Cuando empiezas a cuestionar el valor o sentido de las cosas, comienzas a darte cuenta que en realidad todo es subjetivo. Sabemos que existe el sentido común, pero hay cosas que tienen diferente valor para cada uno. Somos diferentes unos de otros, claro está. Somos diferentes y cada quien tiene su propia opinión de las cosas. Y el hecho de enfatizar con voz alta o palabras domingueras un punto, no significa estar en lo correcto o ser mejor o peor persona por hacerlo. No todos tenemos el mismo nivel de comprensión para descifrar pensamientos abstractos. Es posible que una idea que podria salvar al mundo, al no ser expresada de la manera menos complicada, podría llegar a nunca ser comprendida. Estamos inmersos en un mar de contradicciones, de ignorancia, de oscuridad... el radio de nuestra luz no nos permite correr muy lejos. Siempre es la mala comunicación. La indiferencia que nos divide. El egoísmo que no deja que invadan nuestro espacio. Por eso sufrimos de soledad al vivir entre millones de personas. Por eso tenemos miedo de morir solos. Por eso morimos solos.


Nos cuesta tanto entender que nada más estamos de paso y nos da tanto miedo partir. Lo que siempre tendremos en común con las demás formas de vida existentes es la inevitabilidad de nuestro fin. Lo único verdadero es el dolor, aunque todos lo sintamos de diferente forma.

1 comentario:

Maureen dijo...

Asi es... No todos comprendemos de la manera mas simple lo q muchos con palabras rebuskadas y un tanto de ironia q le agregan a lo que nos explican!...
Buen texto...
& en verdad tus entradas son exquisitas, disfruto mucho leerlas!
aunqe me ausente por un tiempo!
un besooo!